Skin y mapa hechos por Hardrock. Hoja de perfil elaborada por Theia Hempstock. Las tablas empleadas en el foro fueron creadas en conjunto por ambos. Agradecemos a cada una de las personas que ha aportado sus ideas y colaboraciones para con el foro. Cualquier plagio ya sea total o parcial será denunciado a la autoridad correspondiente.
Últimos temas
HOKAPU - Af. EliteAyer a las 9:11 pmInvitado
Petición de rolVie Abr 03, 2020 12:03 pmMareen A. Eckhart
Cierre de TemasVie Abr 03, 2020 7:22 amLyanna Davies
All Again {0/1}Mar Mar 31, 2020 6:15 pmSutton G. Bennett
Trama global:Día de la Mujer
BúsquedaTwo sides of the same coin
CHICAGO WEATHER

Administración
Staff
Administración

default

el Lun Feb 03, 2020 12:17 pm
San valentín de película


¡Bueno bueno! ¿Qué tenemos aquí? Si estas leyendo este mensaje es porque estás interesado en uno de los eventos de San valentín, ¡el de las películas!

Recordamos las normas rápidamente:

★ El evento dura todo el mes de febrero, 29  inclusive, hasta la media noche horario español.
★ Todo el mundo puede participar, siempre y cuando representen una escena romántica de una película. No puede ser de otro tipo.
★ Puedes presentar cuantas escenas desees, pero las escenas no deben pertenecer a la misma película, ni tampoco pueden estar todas narradas en el mismo tema. ¡Debes usar temas y películas diferentes!
★ Puedes editar detalles de la escena, pero no modificar la esencia de la misma. Si la administración considera que has editado tanto la escena que la esencia se perdió ¡esa escena no será tomada en cuenta!
★ Pueden representarse en temas grupales, privados o flashbacks. No en AU.
★ Si vas a presentar varias escenas, deberás rellenar un formulario independiente para cada una de ellas.

Y eso es todo. El formulario que debes rellenar es el siguiente, y recuerda que si presentas varias escenas ¡debes hacer post independientes y formularios independientes! si tienes que postear varias veces seguidas, no dudes en hacerlo.

Código:
[b]Nombre de los participantes:[/b]
[b]Nombre de la película:[/b]
[b]Descripción de la escena:[/b] (lo más resumida posible)
[b]Escena:[/b]
[spoiler]Acá debes copiar la escena tal cual dentro de las balizas de spoiler. Debes copiar TODO, sin resúmenes y de los post de ambos personajes participantes. Desde el principio de la escena hasta el final de la misma. En caso de que hagan la escena en TODO EL TEMA, especificar eso en este apartado y pegar los links solicitados en el siguiente. ¡Respeta el color de los diálogos si los hay! y por favor, separa los personajes debidamente para que sean fáciles de identificar.[/spoiler]
[b]Links directos a los post de la escena:[/b] (debes copiarlo del [url=https://i.imgur.com/1NHwUQQ.png]símbolo amarillo[/url] que aparece a la izquierda superior de tu mensaje. Click contrario "copiar dirección del enlace")


Gabriel Warford
Trabajadores
Asistente social
Gabriel Warford

default

el Mar Feb 11, 2020 9:58 am
Nombre de los participantes: Sophie Collins y Gabriel Wardford
Nombre de la película: La dama y el vagabundo
Descripción de la escena: Dama y Golfo acuden durante su cita a cenar en el patio trasero de un pequeño restaurante italiano, allí compartirán un plato de pasta mientras la música ameniza su velada.
Escena: por editar
Links directos a los post de la escena: por editar


[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ FOSOa6g
Maisie St. Andrews
Estudiantes
Estudiante Instituto
Maisie St. Andrews

default

el Jue Feb 20, 2020 1:47 pm
Nombre de los participantes: Daniel Halstead & Maisie St. Andrews
   Nombre de la película: 50 Sombras de Grey  [Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ 3899834535
   Descripción de la escena: Anastasia se despierta después de una noche de borrachera y se encuentra con que Christian Grey la llevó a la habitación y le preparó algo para desayunar.
Escena - Hasta el minuto y medio, más o menos.
   Escena:
   
Spoiler:
Maisie:
Giré un poco la cabeza y justo en la mesilla que tenía a mi lado había un vaso con zumo y un par de pastillas. Detrás había dos papelitos: uno cerca de las pastillas, en el que ponía “tómame” y otro al lado del zumo, donde ponía “bébeme”. Esta no era mi letra y encontrarme eso me puso más nerviosa. Ahora sí que no entendía nada. No paraba de mirar las pastillas, apenas unos segundos, pero me pareció eterno porque intentaba comprender qué había pasado, por qué había dos notitas en mi mesilla de noche y quién había traído las pastillas y el zumo a mi cuarto. Todo me parecía muy raro y se me juntaba con la impotencia de no poder recordar nada.

Cogí las pastillas y el vaso para tomármelo, despacio. En ese momento se abrió la puerta y dejé el vaso a la mitad en la mesilla. Si no hubiese tragado segundos antes me habría atragantado con las pastillas al ver a Daniel entrar. No entendía qué hacía en mi casa, pero el corazón se me paró cuando lo vi, antes de desbocarse y latir tan rápido que creía que se escucharían los golpes contra mi pecho en esa habitación tan silenciosa. No dije nada en esos momentos, tan solo lo seguía con la mirada.

Quería preguntarle qué hacía aquí, si había sido él quien había puesto las pastillas y el zumo en mi mesilla, por qué estaba conmigo, qué pasó anoche… tenía demasiadas preguntas y no sabía por dónde empezar, así que solo le miraba, acomodando mejor las mantas en mi cama.


Daniel:
Con el paso de los minutos, sigilosamente, entra en la habitación de Maisie encontrándose con que ella ya despertó. - Buenos días, Maisie... - Saludó mirándola. También pudo observar que se había tomado la pastilla que dejó encima se la mesilla. Caminó en dirección a esa cama y se sentó en el borde, manteniendo la distancia. - ¿Cómo estás? - Preguntó interesado, esperando al menos que no tuviese tanta resaca o que la pastilla hiciese su efecto.

Maisie:
No respondí a su saludo, en cuanto se dirigió a mí, agaché un poco la mirada, aún sujetando el vaso. No sabía qué decirle, ni siquiera sabía qué hacía en mi casa.

Mejor de lo que me merezco –fue lo único que se me ocurrió responder, todavía sin mirarle a la cara. Estaba bastante avergonzada, la verdad. No tenía ni idea de nada de lo que había pasado por la noche y que estuviera ahí me descolocaba muchísimo. Tras unos segundos callada, tan solo negando a su última pregunta, dejé el vaso en la mesilla de noche y me tapé un poco más con las mantas, dudando si abrir la boca o no y tratando de cubrirme un poco más, aunque estuviera con el pijama puesto. Tenía mil dudas que rondaban mi cabeza, y todas eran sobre qué hacía él en mi habitación. ¿En qué momento había aparecido? ¿Por qué? ¿Cómo me había encontrado? Quería recuperar mi teléfono para saber qué había hecho, pero no me moví. Esta vez sí le miré un poco de refilón –. ¿Me metiste tú en la cama?

Si no, ¿cómo había llegado a mi habitación? Alguien me tuvo que traer, tenía que ser él, si no, ¿qué pintaba ahí? En ese momento volví a tocar las mantas y caí en la cuenta de que estaba en pijama. ¿Me había cambiado yo o había sido él? Y si había sido él…

¿Me desvestiste? –si me decía que sí me iba a morir de vergüenza, aunque ese sentimiento pasó a un segundo plano cuando el miedo recorrió mi cuerpo. ¿Me había quitado la ropa? ¿Qué había visto? ¿Qué había hecho? Apreté un poco la mandíbula pensando en todo eso, mientras se agolpaban en mi cabeza más y más preguntas. ¿Y si había visto todas mis marcas? Quise taparme más. Traté de mantener la calma, pero me estaba resultando bastante imposible no mostrar lo incómoda que estaba. Esperaba que dijera que no, pero, entonces, ¿cómo había pasado todo? Y si era que sí, casi estaba esperando algún tipo de pregunta incómoda.

Mierda, mierda…”, él no tendría que estar aquí, y menos hoy. En la vida pensé que me fuera a pasar esto. Me estaba temiendo lo peor, pero intenté tranquilizarme un poco. A lo mejor ni siquiera había dormido aquí, ni estaba en la habitación cuando había despertado. Tenía que calmarme.

Y… ¿tú dónde has dormido? –casi lo pregunté con miedo, no quería pensar que qué podía haber pasado. Tiempo atrás sí había soñado con poder dormir con él. Muchas noches mi imaginaba que estaba aquí, que acabábamos durmiendo, abrazados, sin que nadie pudiera decirnos nada. Pero, claro, era un sueño. Algo irreal donde yo no le había destrozado su antigua relación y casi jodido su vida entera por un capricho mío. Me lo había imaginado tantas y tantas veces, siendo algo precioso… y ahora me aterraba, sobre todo porque ya me había quedado muy claro que no podía volver a ver a Daniel, y encontrármelo ahí, después de varios meses me confundía muchísimo.

Me temía lo peor, el no recordar nada me asustaba. Y lo que me temía sí había pasado alguna vez en mis sueños, pero no era así. No era nada como lo que después viví, y sí me acordaba, en mis sueños lo recordaba. No como ahora, que estaba totalmente perdida en mi propio cuarto. Me asustaba sólo de pensar lo que se me pasaba por la cabeza. ¿Daniel y yo…? Miré a un lado de la cama antes de volver la vista hacia él, bastante nerviosa. Mi mente se llenaba más y más de pensamientos de esos, en los que él y yo habíamos…

Ay, por Dios… ¿Hemos…? ¿No habremos…? –quería que la tierra me tragase en ese momento. Si había pasado algo con Daniel me iba a morir. Nunca lo había imaginado así, y menos ahora. Ahora no podía pasar nada, no debía. ¡Maldita sea! “Dime que solo hemos dormido, Daniel, por favor, dime que solo hemos dormido”, me repetía mentalmente, hasta que, por fin, lo dije en alto –¿solo hemos dormido?

Daniel:
Fueron unos segundos de silencio que ella misma rompió, alzando su voz para hacerle una pregunta. - Sí... - Respondió a la vez que asentía con su cabeza.

Tras esa pregunta vino otra. Y así sucesivamente. En esta nueva pregunta, a ella se la veía insegura y muerta de miedo por saber la respuesta. Daniel no mintió. - No tuve alternativa, Maisie... - Pronunció con suavidad, sin pudor. Solo quiso que descansase con ropa más cómoda, y por desgracia, al desvestirla se encontró con esas malditas marcas que hubiera preferido no ver. Unas marcas en la piel donde de inmediato al verlas sintió rabia por quién las había provocado. Sabía quién había sido y sentía frustración de no haberlo podido evitar y de no poder hacer nada ahora mismo, porque si por él fuese ahora estaría yendo en su busca para partirle la cara. Sin embargo, este plan, pasaría a otra alternativa donde esperaba que saliese con éxito. No dijo nada respecto a esto. No podía por mucho que se muriese de ganas de contárselo, de decirla al menos que todo iba a salir bien, que estuviese tranquila, que no tuviese miedo, que esta pesadilla acabaría pronto.

La siguiente pregunta fue el lugar donde había dormido. Daniel echó un corto suspiro y con su mentón señaló el otro lado de su cama. - Ahí. - Mencionó mirándola. Había dormido ahí, a su lado, en su misma cama. Y llegó otra pregunta que a Daniel no le sentó bien pero intentó disimular su expresión. Le jodió que pensase así de él, otra vez pensando mal... - La necrofilia no es lo mío. - Respondió intentando mantener la ironía y responder con gracia en vez de tan serio. - También fue algo nuevo para mí. - Concluyó mirándola con seriedad. Una de las primeras veces que no se aprovechaba de alguien en ese estado de borrachera máxima y sobre todo la primera vez que dormía con ella. - Tienes que comer... Y no deberías beber así, te pusiste en riesgo anoche - Añadió protector. ¿Y si no le hubiese llamado? ¿Y si él no hubiese estado? ¿Y si se hubiese encontrado con otra persona con malas intenciones?
   Links directos a los post de la escena:
Primer post
Segundo post
Tercer post
Cuarto post
Alison M. D'Angel
Leyes
Abogado/a
Alison M. D'Angel

default

el Vie Feb 21, 2020 1:32 pm
Nombre de los participantes: Bradley H. Dawson & Alison M. D'Angel
Nombre de la película: Hitch: Especialista en ligues.
Descripción de la escena: Alex se acerca a Sara con la mala suerte de que otro tipo, Chip, se le adelanta. Éste último flirtea con ella sin éxito, teniendo que entrar en escena Alex para quitarle al pesado de encima.
Escena: Aquí
Spoiler:
Bradley:
Salió de la barra y caminó hasta su mesa, pero en ese preciso momento apareció un hombre para decirla algo. Se giró disimuladamente, y se mantuvo apoyado en otra de las mesas que estaban libres. Miró a su compañero y le hizo una seña de que esperase. Quizá no estaba tan sola como parecía estarlo. Ese hombre acababa de fastidiar todos sus planes de querer entablar una conversación más cercana que la primera vez que se vieron. Se quedó quieto, atento y pendiente de esa conversación.


Alison:
Hola, he visto que hace un rato que has dejado de beber y... al ver tu copa vacía me he tomado la libertad de traerte otra.—, fue lo primero que dijo, tomando asiento en el brazo de la butaca que estaba frente a la de la pelirroja. —Y también he visto que te pareces muchísimo a mi próxima novia.—, añadió antes de que Alison pudiera agradecerle la bebida. Sin embargo, lejos de sentarle bien aquel posible cumplido por el desconocido, hizo prácticamente lo contrario.

Perdona, ¿cómo te llamas?—, preguntó en el tono más cordial que pudo. Estaba controlando bastante su mal carácter con desconocidos, pero es que éste llegaba en un momento que estaba dedicándose a ella misma.

Me llaman Chip.

Oh... ¿y tienes que aguantarlo?—, trató de sonar divertida, aunque era evidente que iba con segundas intenciones. El hombre se rió y Alison decidió añadir: —Escucha Chip, entiendo que hace falta mucho valor para cruzar un club e intentar comenzar una relación desde cero, así que no te ofendas por lo que voy a decirte...

Tienes unos ojos preciosos... ¿te gusta la comida mexicana?

Chip, esto no ha sido una clave para que siguieras insistiendo, y de verdad que no tiene nada que ver contigo, pero hoy estoy ausente... Gracias de todos modos por haberte acercado.


Bradley:
Maldito pesado, pensó Bradley, que de inmediato en cuanto tuvo la oportunidad se acercó allí para quitárselo de encima.

¿Estás siempre tan cerrada temiendo que el hombre adecuado pueda llevarte...

Bradley apareció por su espalda con una sonrisa de superioridad, tocó su hombro, dejando su mano ahí unos segundos y continuó su frase en el momento justo: — ¿llevarte hasta el séptimo cielo? — Se ríe, deshaciendo su mano de su hombro tras llamarle la atención. — Siento llegar tarde cariño, no encontraba aparcamiento.

Habló alto y claro, recalcando la palabra "cariño", dejando huella y haciéndose pasar por quién no era solamente para quitarle ese lapas de encima a la pelirroja. ¿Lo mejor? Su cara, la del hombre, se quedó mudo, paralizado y cortado por la situación, miró a Bradley y duró un segundo en bajar su mirada avergonzado. Acto seguido se marchó de allí.

Una vez más la sonrisa del rubio apareció sin poderlo evitar. Totalmente victorioso. Y su mirada se centraba en ella, tan misteriosa como siempre, sentía que este era un buen momento para acercarse a hablar con ella mejorando su primer encuentro. — ¿Sabes? Por un lado es muy difícil que un hombre se atreva a hablar con una mujer como tú, pero por otro lado tú no tienes la culpa. — Comenzó a entablar conversación con un agradable todo de voz, observando cada reacción y finalmente sentándose en el asiento de en frente.

Estás aquí sentada, enviando las señales adecuadas, tacones de 3 centímetros, pelo recogido, tomas un cosmopolitan porque has tenido una semana horrible y no bastaba con una cerveza. Y por si fuera poco llevas el cartel de vete a la mierda estampado en la frente. Porque... ¿Quién se iba a creer que existe un hombre por ahí capaz de sentarse con una mujer que no conoce teniendo verdadero interés por saber quién es, a qué se dedica, sin secretas intenciones? — Continuó hablando mostrando interés y sinceridad, esbozando una sonrisa sin apartar su mirada de ella. —Si alguien así existiese diría, me llamo Steve Philips y trabajo de camarero pero a ella no le interesaría porque estaría contando los segundos hasta que se largara... Y él le preguntaría cómo se llama o a qué se dedica, y quizá ella le enviase a la mierda o puede que dijera...


Alison:
Así que la vida es difícil para todos...—, respondió haciendo una mueca y asintiendo tras el primer comentario del hombre antes de que éste tomase asiento frente a ella.

Lo siguió con la mirada mientras la estaba describiendo de la forma más auténtica posible, hasta que tomó asiento y la hizo soltar una carcajada con el final de su descripción. Y en el fondo tenía razón, ¿quien podía creer que Alison podía ser parte de interés de alguien sin secretas intenciones? Jamás había tenido esa experiencia con nadie, porque absolutamente todo el mundo buscaba lo mismo.

Es imposible que exista algo parecido...—, dijo tras reír de nuevo. Sin embargo tenía curiosidad por lo que podía decir, así que decidió añadir: —Y un ejemplar así, ¿qué diría?

Y entonces vino la mejor parte. Se presentó finalmente como Steve Philips, aunque el trabajo ya lo sabía por la cantidad de veces que lo había visto tras la barra. Entre las opciones que proponía se quedaba con la segunda, porque eso de mandarle a la mierda ya lo había hecho en su primer encuentro.

Soy Alison D'Angel... Y trabajo como jefa de un bufete de abogados con el mismo apellido.—, se mordió el labio inferior y tras lanzarle una mirada que casi parecía sonreírle siguió con el juego, acercándose un poco más a Steve. —Y él haría todo tipo de preguntas indagadoras, porque estaría sinceramente y no típicamente interesado.—, aunque también cabía la posibilidad de que no lo estuviera y esto sólo fuese un juego más al que empezaba a acostumbrarse. —Es decir, podría ponerse divertido y encantador y ser refrescante por su originalidad.

Bradley:
No... — Frunció el ceño y añadió: — Sí estaría interesado. Pero... pensaría que iba a ser prácticamente imposible convencerla de que su interés es realmente auténtico.

Estaba mintiendo. Pero ella había entrado en esa conversación creyendo sus palabras. ¿Interés por conocerla sin tener segundas intenciones? Imposible. No en su caso. Existía esa segunda intención que era lo primordial para él. Sin embargo su estrategia para dar un paso más en esta aventura funcionaba. Estaba acostumbrado a decir las palabras adecuadas de lo que querían escuchar y caían en el bote. Esbozó una sonrisa y volvió a alzar su voz, respondiendo a sus últimas palabras:

Ni aún así. Los dos seguramente seguirían con la vida que siempre les había tocado y yo creo que les iría muy bien. Encantado de conocerte, Alison D'Angel.
Links directos a los post de la escena:
Primer post.
Segundo post.
Tercer post.
Cuarto post.
Quinto post.


[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ NZTmIYz
Don't start caring about me now:
[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ TurNATl[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ IK0uGZg[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ TAVED9S[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ U50I5z9
Administración
Staff
Administración

default

el Mar Mar 03, 2020 4:48 am
Sophie Collins y Gabriel Wardford
quedan descalificados por no editar a tiempo.

Maisie & Daniel y Alison & Bradley.
Debido a la poca participación del evento, son coronados como los vencedores del mismo. Ambas parejas recibirán los 200 puntos por cerrar el tema, y los 300 por ganar.

[Evento] San valentín de Película | Evento I, febrero ★ 2020 ★ 63BurcN

Este logro ha sido añadido a sus respectivos perfiles al igual que sus respectivos puntos.

¡Felicidades!
Contenido patrocinado

default

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.